¿Atascones decembrinos?

Entretenimiento

29 de Noviembre de 2016

Por Bárbara Estañol

Si las fiestas decembrinas y las miles de calorías que las acompañan te preocupan, sigue estos cuatro pasos y pierde peso antes de ganarlo:

  1. Elimina los carbohidratos por completo

En la mayoría de las dietas contamos las calorías que consumimos y no reducimos la ingesta de carbohidratos, harinas y glúten. Estos componentes disminuyen la rapidez de tu metabolismo, hacen que retengas líquidos y no bajes de peso. Además, cuando los regreses a tu dieta, tus niveles de insulina se habrán balanceado y serás más sensible a los carbohidratos (esto te ayuda a digerirlos mejor).

  1. Dormir de siete a nueve horas

El hecho de dormir poco no sólo afecta nuestra apariencia física sino interna también. Estudios relacionan diversos tipos de enfermedades cardíacas y mentales con la falta de sueño, en conjunto con la obesidad y el comer en exceso.

  1. Basa tu dieta en proteínas, vegetales y grasas saludables

Al eliminar por completo los carbohidratos, debes asegurarte de llenar tu cuerpo de energía con proteína; pollo, huevo, pescado. Siempre trata que la mitad de tu plato sean vegetales bajos en calorías como espinaca, lechuga o broccoli. ¡Temerle a las grasas es lo peor! Las grasas son las que te ayudan a eliminar la grasa acumulada de tu cuerpo; encuéntralas en aguacate, aceite de coco u oliva o nueces.

  1. Haz ejercicio anaeróbico

Aunque está comprobado que puedes perder peso sin ejercitarte, hacerlo, acelera el proceso. Hacer largas sesiones de cardio aumenta tus antojos debido a la elevación de niveles de hidrocortisona. Caminar, hacer yoga o pilates tres veces a la semana mientras estás en dieta son la mejor opción.

¡No descuides tu cuerpo en estos tiempos de fiesta!

Sobre el autor:

Bárbara Estañol

Comunicóloga

Bárbara Estañol tiene 22 años y vive en la Ciudad de México. Su objetivo de vida es cambiar (y mejorar) al mundo y, aunque suene cursi, así le gusta ser descrita. Para ella, no hay nada más importante que la unión familiar y fue su propia familia quien le inculcó el hábito de viajar, de conocer nuevas culturas, otros idiomas y personas.  De pequeña soñaba con ser una exitosa repostera. Ahora, escribir es una de sus grandes pasiones y lo disfruta tanto como cocinar en sus ratos libres. Combina moda con bienestar, salud y filantropía, siempre trata de concentrarse en hacer el mundo un mejor lugar.