Palabras que ignoramos

Cultura

29 de Marzo de 2017

Por Monserrat Ramírez

Bien dicen por ahí que la literatura es un arte auditivo. Yo lo dudo: para mí es un arte del alma que crece y se expande cada vez que se pronuncian las palabras en nuestra cabeza, tomando todo el sentido, al conjugarlas con nuestras referencias personales y diarias.

Imaginemos, todas las palabras que pensamos cuando decimos “Si las paredes hablaran…” y las millones de historias que pasan por nosotros en ese instante, o aquella mirada que no sabemos interpretar, atribuyéndole millones de significados que no aciertan y eso la hacen aún más misteriosa y real (¿o irreal?).

Pasamos el 80% de nuestra vida ignorando esas frases y esas palabras como si fueran polvo y las lanzamos al aire hasta que vuelven a nosotros de una manera muy extraña, ya que alguien sin algún motivo, las atrapa y las vuelve cuentos, refranes o novelas, sólo hasta entonces las leemos y las reconocemos, porque somos todas esas narraciones, esos textos narrados con la tinta de la   experiencia humana, con las memorias de todos y lo transitorio de la eternidad.

Somos indiferentes ante esas oraciones que hemos declamado desde nuestros adentros, cuando escribimos y borramos un párrafo, el destino del texto cambia, sucede lo mismo cuando caminamos y tomamos un atajo, llegamos más rápido o nos perdemos, nuestra intuición siempre juega a tirar piedras al horizonte para convertirse en obstáculos que todos los días brincamos hasta pasar al otro lado del puente.

En lo personal, creo que debemos escucharlas, hacerles caso, realmente siempre sabemos lo que queremos decir, hacer, pensar y actuar, no obstante, el ruido nos impide vislumbrarlas en nosotros y las hacemos tan ajenas que podemos encontrarlas en un libro o en un texto.

Una vez alguien me dijo que la mayoría de las personas cuando acude a libros de ficción, se convierten en el personaje principal y es que resulta excitante vivir muchas historias al mismo tiempo, ser el lector y el personaje ahí dentro, sólo así, cuando sentimos una fuerte emoción, hacemos caso a las palabras, las demás simplemente las ignoramos lanzándolas hacia el universo.

Sólo hay que tener cuidado, ya que “la materia no se crea ni se destruye…” entonces pronto podremos encontrarnos con esas palabras que alguna vez ignoramos, gastamos y fueron convertidas tal vez en algo que ni podríamos imaginar justo en este momento.

Así en el Festival Roma Condesa de las Palabras 2017, habrá trillones de palabras que ignoraremos y formarán las más bellas u horripilantes historias. En esta celebración jugosa haremos vibrar a tantas palabras que después acariciaremos con el sonido de nuestra voz. 

Ahí estaremos, ignorándolas como siempre.

Sobre el autor:

Monserrat Ramírez

Gestora cultural

Gestora cultural, comunicóloga, amante del arte y de las letras, enamorada por naturaleza, le interesa el marketing cultural, y andar contando historias que vuelvan de este planeta algo más ameno. A veces se confunde entre realidad y ficción, pero continúa en la búsqueda de ese equilibrio a través de la escritura.

Website Security Test